¿Que quién era Don Cecilio de Triana?

 José García Rufino (Don Cecilio de Triana) (San Fernando, 1875-Sevilla, 1943) humorista y periodista. Tal era el seudónimo y el título de la revista satírica que sacaba. Injustamente olvidado, por mucho que lo recuerda su nieta, Carmen García Galisteo, que es Carmen Sevilla. Curiosas contradicciones: la nieta de Don Cecilio de Triana no se puso el nombre del arrabal. Por sus artículos y dibujos satíricos sufrió numerosa palizas. Llevaba unas gafas de repuesto para suplir a las que le rompían a pisotones.

Es el barrio del Museo,/ entre los de la ciudad,/ de los que más olvidados/ y con más descuido están./ De los bancos de la plaza/ ¿para qué les voy a hablar/ si sin patas ni respaldos/ de seguro seguirán?/ Como que no hay que hablar de ellos/ ni una palabrita más./ Y a otra cosa. ¿Ustedes tienen/ acaso necesidad/ de ir a aquel barrio para algo?/ Pues si es así, con andar/ un pie tras otro, de fijo/ que a su sitio llegarán;/ mas, ¡por Dios! que no se ocurra/ a ustedes utilizar/ el “servicio de tranvías”/ ¡porque no llegan jamás!/ El tal servicio, de un coche/ se compone, que igual va/ que un carretón, pues no tiene/ cruce alguno que esperar,/ y como es tranvía del año/ de la “nana” (o quizás más)/ lleva una marcha que, ese,/ de fijo no volcará,/ ni se romperán las piezas/ de tanta “velocidad”./ De la Campana hacia el Duque/ ahora no puede pasarse/ porque han quitado la aguja./ Sólo un coche dando va/ cada media hora su vuelta,/ con toda tranquilidad./ A esto se llama la “línea/ de pequeña circunvalación”;/ gracioso servicio,/ pintoresco y especial/ que la gente toma a guasa,/ porque para ponderar/ a un “gachó” que es despacioso,/ y “pelmazo” y “holgazán”,/ ya se dice: ¡Es un travía/ como el de la Puerta Real,/ que en moverse y dar la vuelta…/ una hora tarda ná más!

 

“Don Cecilio”

 

http://www.antonioburgos.com

http://www.diariodesevilla.es/article/sevilla/450126/periodistas/victimas/la/represion.html

http://desdemitorrecobalto.blogspot.com.es

SOLEARES DE TRIANA

Se considera a Triana como el lugar en el que produjo el primer brote del cante por soleares. Se cree que las soleares más antiguas son las de Triana, y dentro de este centro trianero las soleares más venerables se considera a las cantadas por La Andonda, hasta tal punto que la tradición atribuye a esta cantaora la creación de las soleares. Esta gitana fue una cantaora de gran fama, que vivió en Triana con El Fillo. 

Molina y Mairena, después de reafirmar a las soleares de Triana como las más antiguas, dicen a continuación: “De las ocho o nueve soleares trianeras bien diferenciadas que hemos seleccionado sólo unas cuantas revelan pureza gitana”. Lo que indica que el primer brote de la soleá trianera, que se considera plenamente gitano, se va apagando y deja el lugar a otros tipos de soleá de carácter más andaluz que gitano. 
 

El proceso de evolución de la soleá en Triana se inició con la divulgación de la soleá de origen gitano, operándose después una derivación hacia un repertorio más amplio, más público, incluso más rico, pero esta vez bajo influjo andaluz, que tuvo su desarrollo posterior: se pusieron de moda las soleares apolás y este hecho posiblemente influyera en el languidecer de las soleares gitanas. La soleá apolá se caracteriza por ser un cante libre, no sujeto a compás, y semejante a ella hay otro estilo de soleares, la soleá petenera. También de Triana son las llamadas soleares de los alfareros o del zurraque. 

Se citan como creadores de las soleares de Triana a la ya citada Andonda, Silverio, José Lorente, Ribalta, Ramón el Ollero, El Portugués, Pinea, El Sordillo, La Cuende, Fernando el de Triana, etc.

“Mira si soy trianero

que en la calle Sierpes

me siento extranjero”

Fuente: horizonteflamenco.com

CALLE BETIS

Memoria: El nombre de Betis hace referencia a la denominación romana del río Guadalquivir, y que aún conserva algunos de los muelles del siglo XIX, conocidas como zapatas.

Historia: La calle bordea el rio Guadalquivir a su paso por Triana, y va desde la Plaza del Altozano hasta la Plaza de Cuba, conectando el barrio de Triana y el barrio de Los Remedios.
Es una de las calles más emblemáticas de Sevilla, y sus casas, son bellos ejemplos de la arquitectura popular de Andalucía del siglo XVIII, con balcones de hierro forjado, flores y patios. Son casas más sobrias que las del Barrio de Santa Cruz, pero son realmente más pintorescas.

En esta calle se encuentra la Casa de la Columnas, edificio que data de 1780 en el lugar que ocupó la antigua Universidad de Mareantes, que era institución encargada de la formación de marineros para las tripulaciones que partían hacia América, durante los siglos XVI y XVII. En la actualidad alberga un centro cívico municipal.

En el mes de julio, coincidiendo con la festividad de los Santos Santiago y Santa Ana, se celebra una verbena muy popular, llamada la Velá de Santa Ana, durante la cual, la Calle Betis se transforma en un parque ferial con casetas, actuaciones y bailes populares.

La calle Betis es un lugar emblemático de Triana, donde se puede disfrutar de unas vistas fantásticas a Sevilla, la Giralda o la famosa Torre del Oro; y durante el día ser espectador de la actividad deportiva en el río: piraguas, esquí acuático, motos de agua, barcos turísticos pasando por el curso sereno del Guadalquivir.

En la actualidad es una calle que se caracteriza por disponer de terrazas, bares de moda, pubs, clubs, cafés y restaurantes, y constituye una verdadera zona de ocio nocturno de Sevilla, con unas vistas espectaculares de Sevilla

.Imagen

Fuente:http://callesdesevilla.blogspot.com.es

EL VAGABUNDO

Una mañana de Domingo, baje a desayunar y lo escuche, le pedí permiso para grabarlo y me contó su vida…Nacido en Tetuán aunque Español, le acompañe camino del puente de Triana y me explico algunos de sus viajes, de como practicar el Yoga, no lo he vuelto a ver…Supongo que el viento lo llevaría a otro lugar, este es Alejandro el Grande.

EL AFILADOR

Hay oficios de los que ya casi solo queda el recuerdo, uno de estos oficios es el afilador.

Jose Antonio es uno de ellos, vive en la barriada del Carmen y recorre Triana con su vespino, no lo hace por dinero, a sus 73 años, es más una afición que un negocio, pero si tienes un momento habla con él.

LA CUCAÑA

Cucaña, también conocida como palo ensebado, es un juego consistente en escalar, trepar y marinear, sólo con ayuda de brazos y piernas, por un poste vertical u horizontal de aproximadamente 5 metros de longitud, que suele estar alisado o embadurnado con alguna sustancia resbaladiza. Los mayos(postes decorados que se colocan verticalmente para fiestas del mes de mayo) se utilizan como cucañas.

Este juego se originó como pasatiempo en Nápoles durante el siglo XVI. También se practica en muchos países de América Latina donde se conoce por ambos nombres según el país.

La denominación está muy relacionada con el legendario País de Cucaña.

La cucaña puede jugarse de dos modos, ya sea horizontal o vertical.

De modo horizontal:

  • En el barrio de Triana, en Sevilla, durante la Velá de Santa Ana que se celebra cada fin de julio, el poste se coloca horizontalmente sobre la proa de una barcaza en el río Guadalquivir, los participantes deben caminar sobre el poste previamente embadurnado con alguna grasa resbaladiza evitando caer al agua, hasta alcanzar el premio (habitualmente un banderín rojo). (WIKIPEDIA)

ImagenA